UN MILLON DE FIRMAS PARA QUE LOS JUECES ABONEN EL IMUESTO A LAS GANANCIAS firmar ahora

El Estado perderá $ 270 millones por no cobrarle Ganancias a los jueces
Capital Federal - El beneficio lo otorgó la Corte menemista y aún sigue vigente. Los magistrados se niegan a pagar porque sostienen que afectaría su “independencia”. El monto que se deja de percibir equivale a la construcción de 135 escuelas.

Un juez de primera instancia cobra, en promedio, un salario bruto de 16.080 pesos (12.250 de bolsillo). Si pagara Ganancias, en el caso de que tuviera esposa y dos hijos a cargo, el descuento rondaría los 3700 pesos mensuales. Pero esto no ocurre desde hace 15 años. Y el impacto económico de este beneficio no es menor: si los jueces argentinos pagaran el Impuesto a las Ganancias, este año el Estado nacional podría recaudar 269,4 millones de pesos, lo que equivale a la construcción de 135 escuelas primarias o a que 300 mil chicos reciban una beca de estudios por 900 pesos anuales, presenta en su edición dominical "Tiempo Argentino", en una extensa investigación.
Los especialistas reconocen que el Impuesto a las Ganancias es el tributo más progresivo en la estructura impositiva argentina: a mayor salario, mayor contribución. Pero la ley no es pareja para todos. Los jueces, sea cual fuere su estado civil, son los únicos funcionarios públicos de toda la Argentina que están exentos de pagarlo.
Son más de 20 mil jueces nacionales y provinciales, secretarios judiciales, miembros de los ministerios públicos nacionales y provinciales e integrantes de los tribunales de cuentas provinciales que cobran un promedio de $ 15 mil mensuales y no pagan Ganancias desde hace 15 años.
Esto fue posible gracias a una polémica resolución de la Corte menemista. Sin embargo, en marzo de 1996 se sancionó la Ley 24.631, que eliminó la exención del Impuesto a las Ganancias para legisladores y magistrados.
Desde entonces, los legisladores lo pagan, pero un mes después la Corte encontró un vericueto legal para no hacerlo.
Fue mediante la acordada 20/96, que declaró a dicha ley inaplicable a los jueces y determinados funcionarios judiciales.
El máximo tribunal lo hizo de oficio y sin basarse en un caso concreto, yendo en contra del principio seguido cuando se declara anticonstitucional una norma.
Además, los magistrados no se excusaron y fallaron a favor de sus propios intereses. Es decir, la Corte declaró inaplicable una ley que los obligaba a pagar un impuesto.
Desde la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) se hace hincapié en la irregularidad de la medida: “Fue algo sumamente desatinado e irregular –afirma Álvaro Herrero, director ejecutivo de (ADC)– y hasta les valió un pedido de juicio político a los firmantes, ya que las acordadas sólo pueden ser utilizadas para ejercer las facultades administrativas de la Corte, pero no para declarar de modo general, y sin pedido de una parte, la inaplicabilidad de una ley del Congreso”, concluye el director ejecutivo de ADC.
La jugada estuvo a cargo del entonces presidente del máximo tribunal, Julio Nazareno, quien consideró que el pago de Ganancias iba en contra del principio de “intangibilidad de las remuneraciones”.
¿El argumento? Tan simple como arbitrario: sus salarios no pueden ser disminuidos “de ninguna manera”, ni siquiera mediante cargas tributarias generales.
Las ONG especializadas en justicia y transparencia, como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) no están de acuerdo: “Pagar Ganancias no implica violar el principio de intangibilidad de la remuneración, que es una garantía constitucional, ni afecta la independencia de los jueces. Esto sucedería si se recurre a la extorsión recortando drásticamente los sueldos, pero un tributo que es general y que paga toda la población no implica de ninguna manera una extorsión sino todo lo contrario”, dice Paula Litvachky, directora del programa de Justicia del CELS, y añade que “sería una demostración de igualdad ante la ley y fortalecería la legitimidad de las instituciones de cara a la sociedad”.
Herrero, en tanto, rescata un dato histórico y significativo al respecto.
“En la práctica, los jueces nunca pagaron Impuesto a las Ganancias desde la creación del tributo en 1932 porque, ya en 1936 ,la Corte se pronunció contra su validez respecto al ingreso de los jueces en el caso “Fisco nacional c/Rodolfo Medina”. Luego, el Congreso legalizó esa exención dispuesta por la Corte con la sanción de la Ley 20.628 en 1973, que hasta ese momento se mantenía sólo en virtud de aquel fallo de la Corte. Ahí además, hicieron algo extraño que fue la inclusión en la exención a jueces y funcionarios judiciales de alta jerarquía.

Firma La Campaña

Firma con Facebook
O

Si ya tienes una cuenta de acceso, de otra manera proceder a la matriculación y llenar los campos de abajoo.
Nombre de usuario, e-mail y la contraseña será de su cuenta, por lo que pueden firmar campañas de otros después de registrar.

Privacidad en los motores de búsqueda? Puede utilizar un apodo:

Cuidado, el e-mail tiene que ser válido para poder convalidar tu firma, sino será anulada.

Confirmo el registro y acepto Uso y limitaciones de los servicios

Confirmo que he leído la Política de privacidad

Acepto el procesamiento de datos personales

Tablón De Anuncios

Quién ha firmado esta petición también ha visto estas campañas:

Firma La Campaña

Firma con Facebook
O

Si ya tienes una cuenta de acceso

Comment

Confirmo el registro y acepto Uso y limitaciones de los servicios

Confirmo que he leído la Política de privacidad

Acepto el procesamiento de datos personales

Objetivo de la campaña
5 / 1000000

Firmas Recientes

Información

Etiquetas

Ninguna etiqueta

Comparte

Invita a los amigos de tu agenda

Códigos Para La Incorporación

URL directa

URL para html

URL para forum sin título

URL para forum con título

Widgets