Axel wants to:

Solicitud de renuncia del Presidente Chávez y los magistrados del TSJ

Tras la confesión del Coronel y ex magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Eladio Aponte Aponte
el miércoles 18 de abril, transmitida por Globovisión, la mayoría de ciudadanos, venezolanos y
extranjeros, que nos acompañan y trabajan con nosotros, sintió vergüenza, rabia y tristeza por
Venezuela. Nuestro país ha sido deshonrado y nuestra recuperación como República soberana podría
costar mucha más sangre que la ya derramada.
Los actores gubernamentales, escudados en un TSJ genuflexo y una Fuerza Armada sumisa, olvidaron su
compromiso fundamental: los venezolanos, y se han convertido en una caterva de mentirosos y
farsantes que han hecho del engaño su arte y profesión.
La Venezuela decente necesita que se investiguen los delitos confesados y cometidos por los autores
intelectuales y materiales que ordenaron juicios para condenar inocentes, ocultaron responsables del
tráfico de drogas, persiguieron y destituyeron a jueces probos, amenazan a periodistas y ciudadanos
para sembrar terror, han robado y expoliado a industriales y comerciantes y despilfarrado nuestros
recursos en beneficio de regímenes afines, y han convertido a Venezuela en un país donde la vida no
vale nada, todo parte de su manejo de la (in)justicia.
Aunque hoy no haya instituciones a las cuales acudir, los ciudadanos, acogiéndonos a los principios
establecidos en la Constitución, como lo son:
Artículo 333. Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o
porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad,
todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el
restablecimiento de su efectiva vigencia.
Artículo 350. El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la
independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que
contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.
…solicitamos a nuestros representantes en la Asamblea Nacional, por nosotros elegidos, que exijan la
renuncia al Presidente Chávez y a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, por su
corresponsabilidad en la inobservancia de los principios fundamentales de la justicia y el estado de
derecho. Sólo así podrá reinstalarse la paz entre los venezolanos.
La justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostienen la igualdad y la
libertad. Simón Bolívar.

En Caracas, a los 5 días del mes de mayo de 2012.